Las frutas exóticas más peculiares del mundo que no conocías

Las frutas consisten, o al menos deberían serlo, en un alimento indispensable dentro de la dieta cotidiana.

Y es que su ingesta, al igual que la de las verduras, ofrece numerosos beneficios sobre la salud.

¿Cuáles frutas exóticas son las menos conocidas y más peculiares?

Por lo general, las personas tienden a comer aquellas frutas tradicionales que conocen y pueden encontrarse dentro del mercado, sin embargo, hay una amplia variedad de frutas exóticas, las cuales suelen ser desconocidas para la mayor parte de las personas.

Las mismas se distinguen además por ser bastante particulares, bien sea por su extraña forma, su color o sabor.

¿Quieres saber cuáles son las más peculiares y desconocidas? Sigue leyendo.

¿Cuáles frutas exóticas son las menos conocidas y más peculiares?

Pese a que seguro no vas a poder conseguirlas en el mercado más cercano, probablemente te sea muy interesante conocer sobre la existencia de las siguientes frutas y de sus características únicas:

Zapote negro

Aunque a primera vista no tiene un aspecto demasiado apetecible debido a su color oscuro (el cual en otras frutas señala que algo no va bien), lo cierto es que el zapote negro destaca por ser muy saludable al tener un alto aporte de vitaminas.

Proveniente de México, esta fruta resulta realmente agradable de comer, ya que tiene una pulpa suave, con textura similar a un mousse de chocolate y también resulta bastante dulce, con notas de sabor parecido al caramelo.

Hay que consumirla al estar más negra, dado que su color señala que se encuentra madura.

Yaca

Al contrario de gran parte de las frutas, lo que destaca de la yaca es que tiene un color amarillo al no encontrarse madura, y luego adquirir un tono verde al ser tiempo de consumirla.

El fruto está en su interior, siendo de color amarillo y sabor dulce, el cual suele ser comparado con la piña, melón, plátano, naranja, mango, papaya e incluso con una combinación de todas ellas.

Suele tener un olor ligeramente desagradable al empezar a madurar, pero al abrirse su aroma se torna tan dulce como su sabor.

Rambután

Igualmente llamado nefelio, esta fruta proveniente de Malasia cuenta con un sabor dulce y aroma perfumado.

Aunque lo más apropiado suele ser consumirlas sin acompañantes, resulta igual de deliciosa al preparar postres y cócteles. Actualmente es posible encontrarla en Tailandia, India, Australia, Indonesia, Ecuador y Costa Rica.

Tamarillo

Destaca por tener una piel suave y un interior gelatinoso, aunque se parece al tomate, tiene un sabor completamente diferente.

Por lo general, se usa para preparar ensaladas de frutas, mermeladas e incluso helados.

Litchi

Se trata de una fruta bastante colorida proveniente de China, la cual a causa de su reducido aporte de vitaminas y minerales suele ser combinada con la mayor parte de las frutas. Por lo que es muy probable que la probaras en alguna ocasión al visitar un restaurante enfocado en esta clase de cocina.

Mangostán

Consiste en una fruta exótica muy particular dentro de la cocina tailandesa, la cual al contar con una cáscara púrpura se presenta como una de las más raras que conforman este listado.

Su interior se encuentra repleto de semillas y posee una pulpa sumamente jugosa.

Frutipan

Pese a que podría parecer una clase de fruta inventada, en realidad existe y, a partir del siglo XVIII ha estado siendo plantada a nivel global, siendo muy valorada debido a que en la antigüedad representaba una fuente de nutrición de bajo precio, ideal para aquellas áreas y poblaciones a las que el hambre afectaba.

Pero, indudablemente, lo más curioso sobre el frutipan es que es posible consumirlo en diversas “etapas”, pero una vez que alcanza la madurez adquiere un distintivo sabor dulce y cremoso.

Sin embargo, mientras se encuentra verde, suele tener un sabor bastante similar al que posee el pan recién horneado.

Akebia

Se trata de una fruta sumamente peculiar e interesante, la cual por lo general se ingiere como postre, a pesar de que su cáscara suele rellenarse con carne. Para quienes prefieren los frutos rojos, la akebia destaca por tener un agradable aroma y un sabor similar al de las frambuesas.

Además, muchas de las personas que han tenido la oportunidad de probarla aseguran que al acercarse a esta fruta, pueden apreciar un ligero aroma a chocolate.

Deja un comentario